“Mariquilla la pelá” y otros llaveros artesanales

Imagen

A Mariquilla la pelá lo que le gustaba era la radio, el cine y la televisión. En cambio las letras… “¡Déjame de jaleos… no quiero llenarme de letras la cabeza, que a lo mejor se me despeinan los rodetes!” Y, claro, así pasó lo que pasó…

Y tú, ¿eres como Mariquilla? ¿Tienes alergia al DIY y te sudan las manos solo con recordar que el segundo botón de tu chaqueta ha comenzado a moverse de un modo sospechoso? O lo que es peor: ¿tu horror por la aguja te ha hecho tirar de “Super Glue” y fingir que los bajos de tu pantalón son la nueva sensación en moda hipster ? Entonces es que necesitas una buena terapia de choque. Verás cómo luego estarás la mar de encantad@ de tener algún arreglillo que hacer por casa. Y no, no voy a recetarte duchas frías en pleno mes de diciembre con la ventana del baño abierto o sesiones de acupuntura en las orejas. Ni tan siquiera te sugeriré que le prestes un poco más de atención a tu madre cuando se deslome a cambiarte la cremallera de plástico de tus vaqueros de Primark.

Has de saber que el DIY es una de las aficiones más trendy en estos momentos y que no hay modernill@ que se precie que no se dedique a ello. Que si customizar unas botas, que si teñirse una camiseta, que si recortarse los Levi’s que se compró el hermano de turno en 3º de B.U.P… ¡Todo vale! Así que deja de ser un pato mareado con una aguja en la mano y conviértete en el cisne de la artesanía. ¿No sabes cómo? Hazte con unos retales de fieltro (negro, verde, rojo), hilos de colores, pegamento para tela, unas cuantos abalorios azabache y un trozo de cuerda negra. En un papel, dibuja un boceto con forma ovalada y dos bultitos en los extremos. Recorta también dos semilunas. Cálcalo todo sobre el fieltro negro y rojo, respectivamente. Desenfunda el pegamento y móntalo todo con cuidado. ¿Has caído ya? ¡Estás haciendo una mariquita! Pégale unas bolitas negras aquí y allá en las alas y un par de lentejuelas blancas por ojos. ¡Tachán! Si le añades un trozo de cordón negro y una anilla, te habrás hecho con un llavero de lo más original. Añádele unas hojitas de fieltro en distintos tonos de verde y tendrás una mariquita en el jardín. ¿Vas a resistirte a este proyecto DIY?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s