¿Por qué no te callas?

philip-treacyDebo entonar el mea culpa por plagiar de forma tan descarada a Su Majestad convertido en icono viral, pero no se me ocurre una mejor manera de resumir el enfado que me entró al leer unas declaraciones de Philip Treacy en las que aseguraba que los tocados estaban completamente out. Dear Philip Treacy, desde tu blog homólogo me gustaría simplemente hacerte una pregunta rápida y sencilla: ¿pero es que te has vuelto loco o qué, muchacho? ¿Se puede saber de dónde has sacado esta vena goyesca al estilo de “Saturno devorando a sus hijos”?

Esto sí que es un kamikaze y no los que se inmolan en nombre de la Guerra Santa. El anteriormente conocido como príncipe de los tocados y semidiós de la jet internacional se lió la manta a la cabeza hace unos meses y decretó que su tiempo estaba agotado. ¿Será que su reino no es de este mundo? El hecho de soltar tal bomba y quedarse tan ancho solo puede significar dos cosas: o que se hallaba en plena operación de marketing –y ya se sabe que la pela es la pela, pero mucho ruido y pocas nueces- o que sufre un trastorno bipolar agudo que para sí quisiera Catherine Zeta-Jones.

¿Qué dices, Philip? ¿Que los adornos en el pelo ya no se llevan? ¿Y para eso hemos pasado de los peinados horteras? Esto es lo que recibimos a cambio de renegar de nuestra laca de siempre y los tirabuzones a lo Shirley Temple. Traidor, Judas Iscariote (nada de Tadeo), farsante, lobo con piel de cordero. Devuélvenos nuestra apacible vulgaridad y vete por donde has venido.

Foto: weheartit.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s