La belleza de la bestia

bella-bestia

¿Y si por una vez la bestia fuera la bella y la bella, pues… pues… se quedase como está?

Los malos, a veces, también tienen su corazoncito. Y lo demuestran. Entonces pasan, naturalmente, a formar parte del grupo de los buenos. ¿Pero en calidad de qué? ¿De regulares? ¿De buenos anteriormente conocidos como malos?

Sea como sea, todo el mundo merece el beneficio de la duda. Eso sí, ese instante no es eterno. Quien pretenda prolongarlo y disfrutar de él por un tiempo prolongado estará demostrando, ni más ni menos, que no es digno del mismo.

P.D.: Esta reflexión nace de una curiosa pintada en el centro de Liverpool. ¿Os acordáis de los ositos en la pared? Pues por ahí van los tiros…

#FilosofíaAnimadaDeAyerYHoy

Anuncios

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s