Tocados con mucha pluma

plumas-indias

¿Qué ha sido de los pieles rojas que asustaban a los vaqueros en las pelis de los ’50 y ‘60? ¿Alguien sabe qué es de su vida en las reservas de los USA? A lo mejor Isabel Marant tiene contactos con ellos. Al fin y al cabo, es la principal artífice del revival del print étnico. Debería repartir beneficios con la dinastía de Toro Sentado. Aunque, pensándolo bien, mejor no darle mucho bombo a este tema. No vaya a resultar que los indios se han modernizado y, tablet en mano, descubran su última colección cápsula para H&M. Además de acusarla de plagio y de espionaje industrial (siendo quisquillosos, les ha estado copiando de mala manera sus rombos, zigzags y más), podrían empapelarla por atraco a mano armada. ¿129 euros por una bomber que bien podría haberse enfundado Neil Armstrong?

Pero volvamos a los indios, ese elemento clave del imaginario infantil y nuestros juegos de hace años. Las plumas en su pelo eran todo un símbolo de identidad. Los adornos, un homenaje a sus raíces, a su propia dignidad y un tributo a sus antepasados. Y como el gran jefe en cuestión de poder iba más que sobrado, ¿qué mejor que reservarle un espectacular tocado? Plumas y plumas engarzadas hicieron de Toro, Nube, Caballo y demás el terror de los pieles blancas.

Foto: weheartit.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s