Orejas de gato sobre el peinado de zinc

orejas-gato

Dos temporadas viendo triunfar esa peculiar versión de sombrero hongo cruzada con la genética manga y ya nos hemos acostumbrado a los gorros gatunos. Sean cuales sean sus orígenes, vengan de H&M o de Primark, los bombines con orejas triunfan entre las chicas –y algunos chicos- de medio mundo. Son graciosos, su originalidad es innegable, pero ¿a quién le sientan bien? Pregunta retórica donde las haya, está claro que están hechos por y para gente que lleva el adjetivo cool gravado a fuego en su ADN social. Bridget Jones sería el hazmerreír del barrio con uno de esos sombreritos. Chándal o pijama en ristre, abrigo loden modelo “herencia-de-mi-tío-abuelo-que-salió-a-comprar-tabaco-y-nunca-regresó” y pelo de estropajo, las orejas de gato habrían sido la guinda de su declive mundano.

Qué monas lucen, ¡ay!, esas sílfides de catálogo que se marcan un bombín de minino con la gracia natural de la que ha nacido con una Vogue debajo del brazo. Para no dejarlo huérfano de accesorios de temporada, se cuelgan del cuello un collar statement XL, se enfundan unos leggings de polipiel y se calzan unas Chelsea boots y se enroscan al cuello una bufanda de 3 vueltas como mínimo. Todo ello en colores sobrios, preferentemente rojos y negro. Y si hay algo de tartán por medio, mejor que mejor. Pero si hay algo que puede llevar este look al next level es un buen arreglo capilar. Mira, niña, es que esta temporada arrasa el tinte gris. Ponte las orejas de gato sobre la melena de zinc.

Foto: weheartit.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s