Sí, ellos también se tocan

tocados-iglesia

¡Y vaya si lo hacen! No por placer en el sentido estricto de la palabra, no os creáis. Si ellos lo hacen es más que nada por una cuestión práctica, para hacer más visible su dignidad de siervos electos del dios al que veneran. Cada religión ha acuñado unos ciertos rasgos distintivos, yendo un paso más allá del común objetivo de ayudar a la humanidad a lidiar con los misterios de su propia existencia y de las coincidencias en su sustrato mítico que ello haya podido generar.

Obispos, cardenales, papas, reverendos, pastores, ministros, etc. se diferencian de nosotros, simples fieles o infieles, gracias a la vistosidad de sus gorros y tocados. Tradiciones milenarias y ricas influencias geo-culturales se esconden tras ellos. Sus formas, colores o materiales poco o nada tienen de arbitrario. La Iglesia católica representa el liderazgo del Papa mediante sus ropas blancas, inmaculadas, y su solideo a juego. Rojo es el de los cardenales y morado, el de los obispos. Sin olvidar la espectacular mitra que estos lucen puntualmente, hermanados con los oficiantes ortodoxos. Brocados, hilo de oro y seda han simbolizado durante siglos no solo su poder espiritual, sino también temporal. La kipá judía y el turbante musulmán son ciertamente menos coloristas, aunque ya se sabe que menos es más.

Foto: weheartit.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s