De cuando un bastón relegó al ostracismo a un bombín

Charlot y su icónico sombrero hongo

Y se creía que era mejor, sí. No es que lo dijese abiertamente, pero se le notaba. Tenía esos aires de vieja gloria con tufo a naftalina de los que han sido alguien y, bueno, han dejado de serlo. Pero él se resistía a capitular. Había estado  en lo más alto durante demasiado tiempo como para avenirse a su discreta decadencia sin más. Prefería arder en la hoguera antes que verse equiparado a ciertos elementos que pululaban a su alrededor y que él consideraba de una vulgaridad desafiante. Boinas, sombreros de paja, cabeza descubierta. ¡Habráse visto tamaña osadía!

Yo era también de la vieja escuela, no voy a negarlo ahora porque sería absurdo. Todos tenemos un pasado y yo cargo orgulloso con mi mochila. Eso sí, nunca me resistí a la modernidad. A muchos les chocó en su momento esa flexibilidad mía, por inesperada. Un espécimen tan envarado como yo, tan tieso y –a todas luces- formal. Pero, poco a poco, noté que la gente iba dándome de lado. Ya no me necesitaban como antes. Dejé de ser el no va más para convertirme en el que está de más. Por eso, cuando llegaron aquellos dandis de medio pelo, yo me fui con ellos. Mi presencia era todo un manifiesto subversivo sutilmente trazado. El viejo, el rancio por excelencia, en el círculo de los novísimos. Ellos querían apoderarse del establishment y darle un giro de tuerca. Yo me moría por asistir a sus acaloradas discusiones sobre literatura, política, teatro y banalidades en torno a una buena mesa de rapé.

Fui dando tumbos hasta que lo conocí a él. Charles. Él nos reconcilió. Aunque sé perfectamente que el bombín nunca me perdonó mi insospechada maleabilidad. Ligero como una pluma y ágil como el que más, me comía el escenario. Ahora ya nada de eso importa. Charlie hace tiempo que nos dejó. El bombín se encerró en su propia caja de recuerdos y yo… me reciclé de nuevo. De hombre-espectáculo he pasado a ser asistente personal. ¡Y es que a cuánta gente le hace falta un apoyo al que agarrarse!

Foto: weheartit.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s