Historia se escribe con “s” de sombrero

Grandes personajes del s. XX y sus sombreros

El hábito no hace al monje, pero puede que le ayude. La indumentaria nos ayuda a proyectar una cierta imagen, a significarnos frente -o del lado de- alguien. Es nuestra forma de asimilarnos y de separarnos, de marcar las distancias con respecto a la masa que nos rodea sin por ello perderla de vista. La ropa y los complementos con los que nos adornamos marcan, pues, la pleamar y la bajamar en que se agita el mar de nuestra identidad

La apariencia, sin embargo, no debería llegar a eclipsar un discurso sólido, una toma de posición, una militancia seria. Porque las ideas son la verdadera expresión de nuestra naturaleza humana, no hubieran de verse sometidas a la tiranía ya sea de lo pintoresco o de lo estéticamente vulgar.

Sin embargo y dicho esto, hay que señalar que somos en gran medida seres que responden a estímulos visuales. Por ello, a menudo nos cuesta deslindar el fraile y su capucha. Creamos figuras que representan nuestra idea de la religión, elevamos a altares mundanos a personajes a los que por haches o por bes admiramos. Necesitamos aprehender la magia, la fascinación que lo desconocido ejerce sobre nosotros.

Los iconos socioculturales y políticos son un todo indivisible de actitud y apariencia. Han marcado hitos de distinto calibre en la Historia. Han grabado a fuego su imagen en nuestra imaginación. Hombres o mujeres,  conservadores o revolucionarios, políticos o intelectuales, artistas o visionarios; muchos de ellos compartieron y comparten su fascinación por adornar sus cabezas. Véase todo un Ernesto “Che” Guevara, con su boina de comunista acérrimo siempre a la vanguardia. ¿Y Coco Chanel, que empezó su andadura en la moda con un laboratorio de formas en su taller de sombreros? Ella era a su canotier lo que sus vestidos a Jackie O. Por no mencionar a Charles Chaplin, “Charlot”, al que nos cuesta imaginar sin la protección de su particular hongo. Ellos hicieron de su indumentaria un símbolo, sin permitir que el sombrero los devorara.

Perdurará su imagen, perdurará. Sin menoscabo de su personalidad. Irán juntas, de la mano.

Foto: weheartit.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s