Y escribiré tu nombre en todos los rincones

Un poema efímero en una calle cualquiera

Sin pedirte nada cambio, sin negociar las condiciones.

No habrá reparaciones de guerra ni firmas de tratados. Tú no serás mi prisionero y yo no desfilaré ante tu mirada. No conoceremos el hambre ni el llanto de la tierra yerma, arrasada.

Ven, pinta conmigo en el suelo. Arrodíllate, que la poesía no mancha.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s