Incendio en el 3º B

El pelo pelirrojo y sus especiales connotaciones

Huele a naranja en tu cuarto. Aun a sabiendas de que no te gustan, te pregunto dónde las escondes. Sonríes por compromiso, cansado de mis bromas. Hoy lo único que quieres es darle la espalda al mundo y correr como un pato. Es una pena que no sepas hacerlo de otro modo. Te hace parecer ridículamente vulnerable. No te avergüenzas, sin embargo. Yo, sí. También tus hermanos. Nunca te lo han dicho porque te quieren. Escúchame bien: te quieren.

***

No entiendo muy bien tus bromas. Eres tan cáustica que a veces me cuesta seguir el hilo de tu sarcasmo. Todo lo ves desde la distancia, como si diseccionaras una de esas ranas que cuenta tu madre. Finges que nada te afecta porque en realidad todo te erosiona. Esta mañana no me siento con fuerzas para sonreírte. Me lo reprochas sin palabras y solo yo sé hasta qué punto me duele tu silencio obstinado. Odio las naranjas, el azahar, la vitamina C y hasta el ácido cítrico que contienen. Me he declarado intolerante a todo ellos. No alérgico, sino intolerante. Intransigente. Enemigo y supremo inquisidor. No soporto las naranjas porque te quiero demasiado. Tú y tu pelo naranja. Tú y tus pecas naranja. Tú y tus pestañas naranja. Me has cegado. Ya no tolero más color que el de tu olor descarado.

***

Los he visto alguna vez en el pasillo, en la entrada, en la tienda del barrio. Me saludan con timidez y yo les correspondo con una sonrisa franca. Se quieren, sí. Eso es evidente. Pero no sabría decir cuánto o hasta cuándo. A veces creo que caminan sobre las ascuas de su cabello incendiado.

Foto: weheartit.com

Anuncios

2 comments

  1. Tu encontraste mi blog por casualidad y yo entré en el tuyo por curiosidad… que grande es el destino, ME ENCANTA TU BLOG, así en mayúsculas y a voz en grito. Y esta entrada me parece sublime…

    “Odio las naranjas, el azahar, la vitamina C y hasta el ácido cítrico que contienen. Me he declarado intolerante a todo ellos. No alérgico, sino intolerante. Intransigente. Enemigo y supremo inquisidor. No soporto las naranjas porque te quiero demasiado. Tú y tu pelo naranja. Tú y tus pecas naranja. Tú y tus pestañas naranja. Me has cegado. Ya no tolero más color que el de tu olor descarado”

    Boquiabierta me dejas.

    Un saludo!!!! =)

  2. ¡Guau! Me has sacado los colores. No sabes bien cuánto me alegra lo que me dices. Solo espero que sigamos leyéndonos y maravillándonos mutuamente.

    Un saludo

    🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s