El hombre que tenía un solo pelo de tonto

Cuando la palabra tonto tiene un significado literal

Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos, muchos años vivió en un pueblo de cuyo nombre prefiero no acordarme un hombre llamado Amaro. Hijo de dos parientes muy allegados, sus genes confundieron su camino y fueron a parar a zonas disparatadas. Sus ojos eran de un azul profundo, agarraban como manos, olían a piel salada. Su cuerpo era el de un ángel: traslúcido, ligero, rápido.

No era demasiado listo. Decían que porque sus padres eran primos hermanos. Amaro sabía leer, escribía con letra clara y citaba libros en francés. Pero tenía 45 años y todavía jugaba tumbado sobre el parqué.

Le decían tonto. Y de tonto tenía su único pelo. El último que lucía orgulloso en su coronilla despejada.

Foto: weheartit.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s