La revolución de Pancho Bon

Tierna historia sobre un niño mejicano

Desde muy niño, Pancho soñada con montarse en su burro y cabalgar sin rumbo hasta que el hambre le pudiera. Se había criado sin padre ni madre y su abuela andaba demasiado ocupada para seguirle el rastro. De vez en cuando gritaba su nombre para asegurarse de que seguía vivo y si no respondía a tiempo, corría sin aliento en su búsqueda.

Pero cuando daba con él -¡ay!, cuando daba con él- sus pupilas se tornaban en una tormenta indescifrable de miedo y alivio, de amor infinito y rencor profundo.

Pancho era el más cruel de los recordatorios, ese pellizco intermitente en la boca del estómago. Y al dejarlo crecer libre, salvaje, sin la urgencia de un abrazo o de un beso, ella no quiso sino protegerle de su propio amor de abuela.

Poco o nada tenían y, sin embargo, el uno con el otro se bastaban. A falta de canicas y peonzas como las de los vecinos, Pancho se divertía con un simple palo. Con él dibujaba en el suelo; con él atizaba a los perros pulgosos; con él se imaginaba subiendo y bajando lomas infinitas. Siempre a caballo, como en las películas del cine de verano.

Hasta que un día vino a parar al pueblo aquel hombre de mostacho desproporcionado y le propuso que fuese su escudero en su camino hacia el puerto de Veracruz. Embarcarían rumbo a Europa y harían fortuna al otro lado del Atlántico. Y Pancho, que solo quería cabalgar sobre un burro, aceptó sin pensarlo.

Largos días con sus noches pasaron antes de que arribasen a puerto en Cádiz. Y allí su Quijote lo abandonó a su suerte. Y Pancho vio que la gente se quería, que se abrazaban, que no solo se gritaban. Y su rabia de niño cowboy estalló en mil pedazos. A lomos de un burro, se lanzó a conquistar por la fuerza aquel extraño mundo. Por talismán, su sombrero mejicano.

Foto: weheartit.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s