Rapunsel, heroína de mi vida

El pelo de Rapunsel inspira este relato

Que eras especial saltaba a las leguas. Tú, con tu pelo alborotado y tu extraña forma de cruzar los brazos sobre el pecho cada vez que las palabras se te escapaban.

Empezamos mal y acabamos peor, pero cada segundo que pasé contigo mereció la pena. Yo no quería que supieras que te quería y tú no querías quererme de la manera en que lo hacías: al 100%. Y nos buscamos como locos desesperados que habían encontrado por fin su tabla de salvación.

Te quería y nunca te lo dije con palabras. Supongo que esperaba que lo intuyeras. Tú eras mejor en eso que yo.

Luego vino lo inevitable; tú y yo no podíamos ser tú y yo para siempre. Así que me marché y tú te quedaste, cada uno en un universo paralelo.

Me enganchaste, Rapunsel. Te convertiste en mi heroína. A veces todavía pienso en ti y sonrío como uno tonto. Siempre tuviste la extraña virtud de hacerme feliz. Solo espero que tú también lo seas, a tu manera y con tus cosas.

Echo de menos jugar con tu pelo. Voy a dejar de escribirte, sé que no te hago bien.

Foto: weheartit.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s