Manualidades noveladas de ayer y hoy

Catálogo con algunos de los complementos y accesorios que he hecho yo misma. ¿Publicidad subliminal? Puede…

Dame la mano en la oscuridad y oremos

Inquietante graffiti en Shoreditch

Once días han pasado con sus diez noches. Estoy listo para que todo esto acabe. Ya no siento miedo. Ahora solo queda esta insoportable tensión de no saber, de no llegar a entender, de verme acorralado. Hay un hombre acuclillado a tres metros de mí. No ha dicho nada desde que ha llegado. Lo he oído sollozar hace unas horas. Él también parece trastornado.   (más…)

¡Caerás en mis redes!

Sobre el velo de tul en tocados

Un tocado tiene algo de arquitectónico. El minimalismo sin pretensiones de una base de sinamay montada sobre una diadema. El exotismo de las plumas mezcladas con tules y redes, desbordantes, flameantes, barrocas más que gótico-flamígeras. El desafío a la lógica -y a la gravedad- en soluciones a medio camino entre lo kitsch y lo absurdo. Una misma línea, un simple trazo, puede llegar a multiplicarse en rutas infinitas de complejidad variable. (más…)

Un paseo en el jardín de las delicias

Vegetación como fuente de inspiración

“¿Alguna vez has sentido asco y placer al mismo tiempo?”, dijo el viejo profesor.

“Cada noche al acostarme contigo”, pensó el chico. “Sí, supongo que sí”, reconoció en tono críptico tras unos instantes de silencio. Su boca se hizo una línea, expectante. De nuevo era incapaz de predecir adónde iría a parar aquella conversación. (más…)

Suave, suave como una pluma

Plumas para tocado y variedades

Es tierna, tan tierna que apenas puedes tocarla sin tener la sensación de estar a punto de romperla. De que si por descuido haces más presión de la acostumbrada, algo en ella hará crack y te la arrebatará para siempre. Y eso no es lo que tú quisieras. (más…)

Pelo de jengibre

Muñeca de esparto

Pelo de jengibre es bonita. A su manera. A los chicos de su escuela no les gusta porque la ven rara, con esa mata roja como la sangre ondeando al caminar. A ella, sin embargo, le parece absurdo el pelo negro. Como de cuervo, le dice siempre a su madre cuando la peina. “Que yo no quiero ser así, que ese pelo es muy feo”. Y si madre sonríe feliz porque su niña no ha heredado sus traumas. Qué difícil fue para ella crecer siendo la oveja negra. Roja. (más…)

¡El bolso o la vida!

 

 

Bolso hecho a mano

Si me viera en tal brete, elegiría la vida sin ninguna duda. A ver para qué c* quiero yo el bolso cuando me haya convertido en un fiambre. Porque lo que es aires de grandeza y complejo de faraona no tengo, no. Que eso de que es mejor morirse joven para dejar un cadáver bonito no va conmigo. Tampoco es que vaya ahora a ponerme a repartir lecciones de moral a diestro y siniestro, si no es eso.

(más…)