Post-historia de un tocado

No hace falta más que echarle un vistazo a los libros de Historia o a las revistas actuales para darse cuenta de que los tocados y los adornos para el pelo son tan antiguos como la propia Antigüedad. ¡Ay! si ellos hablaran…

El señor Juan y la peluca de Carrillo

La peluca de Carrillo fue tema recurrente en la Transición

Fue el primer comunista de carné que conocimos, en un tiempo en que serlo era motivo suficiente para que los guardias te sacasen a un paseo del que no habías de regresar jamás. Pero el inconsciente del señor Juan se golpeaba el pecho con la mano mientras hablaba mirándonos a los ojos con sus cejas desorbitadas y repetía que él era del Partido, que siempre lo había sido y que ningún señoritingo iba a hacerle cambiar de parecer. (más…)

Del rapado ejemplarizante como escarnio a la mujer

Castigos a las mujeres tras la 2ª Guerra Mundial

¿Qué es una guerra? Es un enfrentamiento armado entre dos facciones contrarias.

Tendemos a asociar el conflicto con la lucha de opuestos, como si de un tablero de damas se tratase. A frente a  B, legítimo contra usurpador, bueno contra malo, nacional contra forastero. Sin embargo, tales simplificaciones rara vez resultan válidas. El maniqueísmo solo funciona en términos propagandísticos. (más…)

Klimt o la sublimación erótica del cabello femenino

Hubo un tiempo, allá por el último tercio del siglo XIX, en que las mujeres comenzaron a reclamar activamente sus derechos sociales. Y mientras las madres victorianas de clase acomodada se esforzaban por perpetuar el statu quo a base de lecciones de moral y rígidas convenciones sociales, una nueva mujer luchaba por abrirse paso. (más…)

Péinate para el escándalo, Wallis

Wallis Simpson, esa mujer que hizo tambalear Inglaterra

Wallis Simpson solía decir que una mujer nunca está lo suficientemente delgada ni tiene suficientes joyas.

Hija de su tiempo, la divorciada más célebre de la alta sociedad del siglo XX antes de que Diana Spencer le robara el calor de los focos disfrutó de una amarga existencia almibarada. Rechazada por su familia política, despreciada por un entorno que no veía en ella más que a una advenediza yanqui, llevó hasta sus últimas consecuencias un affaire que duró demasiado. (más…)