graffiti

El cuento de la mona y la gallina

Cuento inspirado en un graffiti de Brick Lane

Cuentan que hubo una vez una gallina que estaba tan aburrida de poner huevos que decidió buscarse otra profesión. Habló con sus vecinas de corral, pero no supieron ayudarle. Estaban demasiado ocupadas poniendo huevos. Preguntó entonces a los patos de la granja y, como estaban muy atareados buscándose una nueva charca, no le hicieron caso. (más…)

Anuncios

Loros de ciudad, maldita especie

No solo hay loros en regiones exóticas

Hay quien maldice a las palomas. Por sucias.

Yo aborrezco a los loros, pajarracos tan vistosos como deslenguados. Habrase visto, hablar cuando nadie les pregunta y meter baza en cualquier conversación. Enamorados de su propio piquito están, los muy bobos. (más…)

Vida y muerte de un fontanero ejemplar

Último homenaje a un fontanero singular

La muerte sobrevino a Tarsicio Menéndez en el campo de batalla, que no en la guerra. Fontanero por obligación y por genética, como tal murió, con la llave inglesa en una mano y el desatascador en la otra. Así decía su nota necrológica (más…)

¡Súper Obama al rescate!

Original graffiti con Obama de protagonista

Barack Hussein Obama II (Barack Obama para el común de los mortales) está presente en los sueños de miles de personas. Me apuesto lo que queráis. Más peliagudo sería decir si para bien o para mal. Habrá quien vea en él un faro de esperanza y a él se encomiende incluso en las horas intempestivas de la madrugada.

(más…)

Dame la mano en la oscuridad y oremos

Inquietante graffiti en Shoreditch

Once días han pasado con sus diez noches. Estoy listo para que todo esto acabe. Ya no siento miedo. Ahora solo queda esta insoportable tensión de no saber, de no llegar a entender, de verme acorralado. Hay un hombre acuclillado a tres metros de mí. No ha dicho nada desde que ha llegado. Lo he oído sollozar hace unas horas. Él también parece trastornado.   (más…)

El niño que no inspiraba ternura

Graffiti de una comadreja

Le gustan las comadrejas porque son malas. Es un niño sádico.

Disfruta con el dolor, ya sea propio o ajeno.

Se esconde y se golpea con cualquier cosa que encuentre: una piedra, un palo, un alambre o un cable. Sabe hacerlo tan bien que casi nadie lo ha notado. (más…)