peinados

Rodetes de primavera

Reflexiones infantiles en torno a un peinado

Mi papá es bueno. Me prepara el desayuno cuando me levanto y me ayuda a vestirme. No sabe peinarme muy bien y no me gustan las coletas que me hace. No se lo digo porque no quiero que llore. Mamá dice que hay que ser amables y no decir cosas feas a la gente. Y que no me gusten sus coletas es feo. Creo. (más…)

Anatomía de un peinado infantil

Las coletas fueron uno de los grandes caballos de batalla de nuestras madres

Aquello era todo un ritual: desayunar a toda velocidad mientras veías Oliver y Benji porque habías remoloneado en la cama demasiado, cepillarte los dientes todavía más rápido porque tampoco es que fuese tan importante y total la crema de menta no estaba tan rica como la Colgate de fresa, correr al cuarto de baño para que mamá te hiciese uno de sus peinados. (más…)

Anda, no seas rata…

Diadema con orejas de Minnie Mouse

Soy una rata ilustrada. No en vano, me crié entre libros y más libros. Y es que mi madre era una gran, gran rata de biblioteca. Por eso me cuesta mucho entender que la gente tienda a asociar a mi especie con connotaciones absurdamente negativas. Todavía no he encontrado en el diccionario ningún ejemplo de lo contrario. (más…)

Pelucas al borde de un ataque de nervios

pelucas

Extraído de Autobiografía de una madrileña movida, Ediciones Inventadas, 2009:

Cuando pienso en aquella época todo me parece tan irreal, tan lejano, que me cuesta creer que sucediese. Desde la veteranía y a mis 40 y (muy) tantos vuelvo la vista atrás y solo veo la locura inconsciente que me arrastraba de fiesta en fiesta cada noche. (más…)

Orejas de gato sobre el peinado de zinc

orejas-gato

Dos temporadas viendo triunfar esa peculiar versión de sombrero hongo cruzada con la genética manga y ya nos hemos acostumbrado a los gorros gatunos. Sean cuales sean sus orígenes, vengan de H&M o de Primark, los bombines con orejas triunfan entre las chicas –y algunos chicos- de medio mundo. Son graciosos, su originalidad es innegable, pero ¿a quién le sientan bien? (más…)