tiaras

¡No sin mi corona!

reina-moderna

Ser una reina hoy en día cotiza a la baja. Las niñas ya no sueñan con ser princesas y, por ende, han dejado de fantasear con llegar al trono y encasquetarse la corona de turno. Para ser una mujer real no es necesario haber crecido entre algodones. ¡Qué mayor realeza que la de todas esas reinas de su casa, las reinas del pueblo, de la noche, reinas moras o reinonas! (más…)

God save the Queen (y las testas coronadas)!

real-corona

En España crece el republicanismo. O, por lo menos, eso es lo que nos cuentan las encuestas. Y mientras Cayo Lara se frota las manos, puede que algún monarca de los alrededores esté tomando buena nota. Más que nada por aquello de “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”. Sin ánimo de ofender y sin pretender llamarle barbuda, Isabel II parece no darse por enterada. (más…)

Con tiaras y a lo loco

tiaras-tocados

Charlestón, champán, perlas y pitillos con boquilla. He ahí los cuatro puntos cardinales del glamour femenino en los años ’20. Lánguidas señoritas de vida despreocupada (que no alegre necesariamente) se entregaban a largas veladas en sociedad llenas de música, alcohol y flirteos estratégicamente casuales. Tobillos destrozados de tanto bailar y maquillajes descompuestos eran la cara B de esa bonita estampa. (más…)